Prepárate bien… y a disfrutar del viaje

Prepárate bien… y a disfrutar del viaje

Viajar en moto es una experiencia inolvidable para muchos. Otra forma de viajar en la que desde el primer momento empiezas a sentir la aventura. Si te acabas de sacar el carnet de moto seguro que tendrás muchas ganas de salir de viaje ya.

Pero antes de salir de viaje con la moto es necesario prepararse bien: elegir el equipo adecuado, organizarse la maleta, saber cuántos kilómetros queremos hacer el día. Hay una serie de aspectos que debemos tener en cuenta:

En primer lugar, como los moteros con experiencia recomiendan, si no has hecho ningún viaje en moto lo mejor es que hagas un viaje cercano de prueba, como irse un fin de semana, pero cargado como si fueras hacer un viaje largo. De esta forma, te empezarás a dar cuenta que es lo que más te ha hecho falta y no llevabas, o que elementos podrías haber prescindido.

En moto, a diferencia del coche, es muy importante el peso que llevemos en la maleta. Debemos llevar lo justo pero no olvidar aquello que nos va a hacer falta. Organizarse bien la maleta es un paso obligatorio si queremos que nuestro viaje salga bien.

Respecto a la ropa, ropa de abrigo realmente no te va a hacer falta pues si vas en moto tienes que llevar una buena chaqueta y unos buenos pantalones. En ropa interior, lo más indicado es llevar la mitad de las mudas de los días que nos vayamos a ir, y siempre podemos parar a lavar . Y el calzado siempre estará bien llevar un par de repuesto por si te quieres poner más cómodo, aunque las botas son obligatorias. El resto de ropa a vuestro gusto, pero pensad que hay que ser prácticos y no utilizar espacio inútilmente.

Cuando hacemos viajes largos hay que comprobar que la maleta no sufre daños, pues se puede quemar, y dentro de ellas lo mejor es distribuir todo el equipaje en bolsas de plástico, una técnica válida para todo tipo de maletas y viajes. Además, siempre está bien llevar una red y unos pulpos por si se rompen las cremalleras de la maleta, tener una sujeción de repuesto.

La documentación, como en cualquier trayecto que realicemos, lo mejor es tenerla siempre a mano y cuidar de no ponerla en sitios en los que se pueda mojar o estropear. Nunca está de más guardar una copia en internet, sitios como nuestro correo electrónico, para tenerla siempre a mano.

Respecto a la ruta en sí, lo mejor es no ponerse grandes metas y empezar poco a poco. Lo más recomendable es no hacer más de 400 km al día si nuestro viaje va a ser de muchos días, aunque si vas a parar un día o varios en algún sitio para descansar se pueden alargar un poco. Piensa que tú eres el que decide.

Organiza bien tu viaje y sal a disfrutar de la carretera. Siguiendo algunos consejos y conservando siempre la precaución te sentirás seguro y al final seguro que ya no puedes parar.

 

Fuente texto: motorpasionmoto.com

Fuente imagen: Teosaurio