Cómo conducir bajo la lluvia

Cómo conducir bajo la lluvia

 

Cuando salimos  en moto debemos tener muy en cuenta el tiempo que nos va a hacer, ya que no es lo mismo conducir sobre asfalto seco que mojado. Si  de pronto se nos pone a llover, y no podemos entrar a boxes, lo mejor es conocer a qué nos enfrentamos y cómo reaccionar.

 

Cuando comience a llover lo primero que debemos tener en cuenta es que el piso se hará muy resbaladizo, ya que el agua junto con la suciedad del asfalto crearán una fina capa de lodo que impedirá que nuestra moto se agarre al asfalto tal y como acostumbraba. Así, que es el momento de comenzar a poner en práctica los siguientes consejos:

En primer lugar reducir la velocidad, mantener la distancia de seguridad, y en su caso aumentarla, para evitar colisiones imprevistas.

En distancias prolongadas procurar usar marchas largas para evitar deslizamientos laterales si es necesario frenar.

Si nos encontramos en un atasco ir con el motor más revolucionado de lo habitual, y usando marchas cortas, para que en un momento de peligro actúe la propia moto como freno al calarse.

Procurar evitar la pintura indicativa de la calzada y las manchas de combustible, ya que nos harán patinar y perder el control de la moto.

Hacer pequeñas frenadas para eliminar el agua que quede entre el disco y las pastillas de freno para este funcione a la perfección.

 

Y por supuesto, si ya sospechamos que nos va a caer un chaparrón, antes de salir de ruta motera o paseo tranquilo, asegurarnos de que el estado de las ruedas es el debido, e ir perfectamente equipados con casco y ropa adecuados.

 

 

Imagen | tapizarasientomoto.blogspot.com.es